El café mejora la productividad y los lazos sociales en las empresas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El café ha sido el alimento preferido desde el siglo XV para activar nuestro organismo, para cerrar una opípara comida, como excusa para cerrar un negocio o para ponernos en marcha cada mañana.

¿Qué tiene el café que tanto nos gusta?

Podríamos decir que nos gusta porque es una bebida social, que nos reúne en torno a una taza, que su aroma penetrante nos embriaga, y que tiene tantas variedades que es difícil no encontrar tu café.

Sin embargo si nos basamos en su valor nutricional y composición, son otros los argumentos que lo hacen tan valioso.

¿Qué nos aporta el café en el trabajo?

Tonificante y renovador de energías, cuenta la historia que un pastor llamado Kaldi, procedente de Abisinia (norte de Etiopía), observó cómo los pequeños frutos rojos de un arbusto estaban siendo consumidos por sus cabras, observó que tras su ingesta las había revitalizado, así que él también los probó y comprobó que tenían el mismo efecto en él. Esto hizo que recogiese frutos y hojas del cafeto y los llevase a un monasterio, los monjes prepararon un brebaje con el obsequio del pastor, comprobando que gracias a él evitaban dormirse durante sus rituales religiosos nocturnos.

La cafeína el alcaloide del milagro, es una micro toxina que podemos encontrar en muchas otras plantas. La cantidad de cafeína contenida por un café expreso puede estar en unos 40 miligramos, cantidad suficiente para activar nuestro sistema nervioso, pero inofensiva para nuestra salud. El consumo masivo de cafeína puede ser perjudicial, pero estamos hablando de tomar litros de café diariamente. La cafeína tomada de forma controlada es beneficiosa para nuestra salud, como siempre el equilibrio en todas las cosas es una virtud.

Un antioxidante perfecto, una taza de café contiene de promedio 200 a 500 mg de antioxidantes. Una cantidad muy beneficiosa para nuestra dieta. Podemos encontrar ácidos colorogénicos (antioxidantes) presentes en el café, teniendo una capacidad protectora antioxidante importante para nuestra salud. Beneficio que obtenemos de tomar de 2 a 4 tazas de café.

Consumo de café en el trabajo

El consumo de café es generalizado en nuestra sociedad moderna. El 85% de profesionales consume hasta 3 tazas de café diarias, las estadísticas muestran que las mujeres consumen un 5% menos de café que sus compañeros de trabajo.

Los cafés más consumidos por profesionales son:

1.       Café con leche (53%)

2.       Cortado o manchado (24´7%)

3.       Café solo o expreso (22,5%)

El café se consume principalmente por las mañanas, acto que ayuda socializar con el resto de compañeros.

El consumo de café es beneficioso para las empresas, nos activa, por ello estamos más despiertos y alerta, lo que nos hace más productivos, aumentando el rendimiento en el trabajo.

Esto genera una sensación de satisfacción, ya que sentimos que somos productivos, en vez de luchar contra el cansancio y la apatía. Si estamos satisfechos con nuestro rendimiento, nos sentimos motivados, algo crucial para muchas empresas que necesitan que los cerebros de sus empleados estén al 100% para ser más creativos, estratégicos, resolutivos y proactivos.

Tomar una taza de café antes de una reunión, nos puede asegurar estar atentos, despiertos y no caer en una actitud laxa.

Por otro lado no olvidemos que tener una zona específica para tomar un café y tentempié puede favorecer que ese refuercen los lazos sociales de los profesionales de una empresa, ya que al ser un sitio neutral fomenta conversaciones más personales, y esto acerca a las personas que trabajan en una misma empresa y que apenas pueden relacionarse.

El consumo de café es generalizado en nuestra sociedad moderna. El 85% de profesionales consume hasta 3 tazas de café diarias, las estadísticas muestran que las mujeres consumen un 5% menos de café que sus compañeros de trabajo.

Los cafés más consumidos por profesionales son:

1.       Café con leche (53%)

2.       Cortado o manchado (24´7%)

3.       Café solo o expreso (22,5%)

El café se consume principalmente por las mañanas, acto que ayuda socializar con el resto de compañeros.

El consumo de café es beneficioso para las empresas, nos activa, por ello estamos más despiertos y alerta, lo que nos hace más productivos, aumentando el rendimiento en el trabajo.

Esto genera una sensación de satisfacción, ya que sentimos que somos productivos, en vez de luchar contra el cansancio y la apatía. Si estamos satisfechos con nuestro rendimiento, nos sentimos motivados, algo crucial para muchas empresas que necesitan que los cerebros de sus empleados estén al 100% para ser más creativos, estratégicos, resolutivos y proactivos.

Tomar una taza de café antes de una reunión, nos puede asegurar estar atentos, despiertos y no caer en una actitud laxa.

Por otro lado no olvidemos que tener una zona específica para tomar un café y tentempié puede favorecer que ese refuercen los lazos sociales de los profesionales de una empresa, ya que al ser un sitio neutral fomenta conversaciones más personales, y esto acerca a las personas que trabajan en una misma empresa y que apenas pueden relacionarse.

¿Tiene tu empresa una zona para el break y la socialización?

Si no la tiene, está perdiendo la oportunidad de hacer más productivos a sus empleados, además de no fomentar la unión más sólida de sus profesionales.

En Semacaf conocemos la importancia de este espacio tan necesario. Las empresas con más de 15 empleados deberían considerar tener una zona de descanso donde puedan recargar las pilas sus empleados y hacerles sentir que forman parte de una gran familia.

Si ese es el caso de tu empresa, aquí tienes algunos espacios que han contribuido a que sus empresas suban el nivel de rendimiento de su equipo.