La importancia de comer sano en el trabajo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Las empresas cada vez son más conscientes de la importancia de la alimentación saludable en la oficina, promoviendo a su vez hábitos saludables, como practicar ejercicio, no fumar o descansar debidamente. Todos estos aspectos son de los que vamos a hablar en este artículo.

Comer bien en el trabajo es fundamental por los beneficios que constituyen para los trabajadores, mejorando su salud y desempeño laboral. De nuestra salud depende nuestra vitalidad y productividad, nuestra capacidad de concentración y atención, incluso nuestra creatividad. Todo ello repercute en las empresas y su eficiencia, pues una correcta y equilibrada alimentación disminuirá el absentismo laboral y los fallos en el trabajo. Para favorecer dicho ecosistema es crucial diseñar entornos saludables de descanso, donde los empleados tengan opciones saludables entre las que elegir, independientemente de que se lleven comida de casa.

La mayoría de hábitos los adquirimos durante nuestra infancia, y los datos más recientes de las universidades autónomas de Madrid y Barcelona, y la Universidad Estatal de Londres, revelan que menos del 20% de la población ingiere la cantidad ideal de frutas, verduras y legumbres, tres veces a la semana.

Implementa la alimentación saludable en el trabajo

Los empleados que no se alimentan de forma saludable son susceptibles de cometer fallos y ver reducida su capacidad de trabajo. Por eso, las empresas quieren aprovechar esta oportunidad para fomentar hábitos saludables que eviten rendimientos contraproducentes.

Unas pautas básicas por las que empezar son:

  • Come equilibradamente. Las dietas milagro y extremistas son dañinas para nuestra salud y pueden desencadenar lesiones o trastornos del organismo.
  • Planifica tus comidas. Cada ser humano es único y tiene unas necesidades y requerimientos particulares, por lo que debes adaptar las comidas según tus necesidades fisiológicas. Si no puedes comer un plato caliente, puedes preparar tuppers o consumir tentempiés saludables, como fruta, ensaladas o snacks nutritivos.

Espacios saludables en tu empresa

Existen estudios que demuestran que las prácticas saludables incrementan los niveles de productividad en un 20%, según un informe de la OMS. Con el objetivo de promocionar los hábitos saludables, el INSST (Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el trabajo) facilita a las empresas contenidos y material informativo que promueven el bienestar, la vitalidad y la productividad en el trabajo.

Por lo que las compañías deben favorecer estas prácticas poniendo neveras para promover el uso de tuppers, preparando desayunos saludables para los empleados o instalando máquinas de vending con alimentos saludables, como ya hacemos desde Semacaf, promoviendo el estilo de vida saludable estés donde estés, a través de la Frescología.